martes, 23 de mayo de 2017

En el lugar de siempre de Ana Medrano

Desde que leí  Y en nosotros nuestros muertos supe que no dejaría pasar mucho tiempo antes de volver a leer a Ana. Y es que Ana y su Nena Castelao tienen algo que enganchan, que enamora.

En En el lugar de siempre Nena se embarca en una nueva investigación, pero esta vez de la mano de su tío Daniel. Dado le pedirá ayuda con algo que ha ocultado a su familia durante treinta años. Nuestra protagonista no dudará en tenderle la mano a su tío mientras una nueva amenaza ronda a los Castelao.

Con esta nueva novela, Ana Medrano, desmiente eso de `las segundas partes nunca fueron buenas`. Sigue la línea de su antecesora (tenéis la reseña aquí ) y nos deja conocer un poco más a Nena, pero también ahondar en el pasado de Dado, personaje que ya en Y en nosotros nuestros muertos destacaba tanto por su carisma como por lo que no nos contaba.

Junto a Nena y Dado siguen Guio y Lola, Sole y su hijo y Javier, el inspector que enamoró a Nena, y a muchas lectoras, en la anterior novela. Pero en esta ocasión es Silvana, la pareja del primer marido de Nena y padre de Guio, quien la traerá de cabeza.

De nuevo, la autora, nos sorprende con una prosa ágil y fresca; unos personajes reales con miedos e inseguridades; una historia de amor que crece poco a poco y una trama secundaria que enriquece la trama principal.

Secretos de familia, amores que crecen y otros que se estacan, personas interesadas y el amor como defensa son las bases de En el lugar de siempre.


Ana Medrano nació en Madrid en 1965, estudió Arte, vivió dos años en Londres y tiene dos hijos. A 'Y en nosotros nuestros muertos' le siguen 'En el lugar de siempre' y 'Después de tantas penas'. Actualmente la autora está dando los último retoques a la cuarta y última parte de la saga 'Nena Castelao'.

¿Habéis leído el libro? Contadme en los comentarios que os ha parecido. Sino lo habéis hecho os recomiendo que lo hagáis, yo me pongo en unos días con su tercera parte. Muchas gracias a Ana Medrano por la oportunidad de leerla.


Os deseo grandes lecturas,
 
Laura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario