domingo, 19 de marzo de 2017

Entrevista a Alicia Dominguez.

Cunado este humilde blog no llevaba ni dos semanas abierto tuve la enorme suerte de encontrarme con un correo electrónico de Alicia proponiéndome leer Viaje al centro de mis mujeres y al leer de que trataba no tuve ninguna duda de que quería leerlo.

Alicia Domínguez es doctora en Historia y Máster en Gestión y Resolución de Conflictos, especializada en investigación en el análisis de la violencia política y social del franquismo. Nació en 1966 y es oriunda de Cádiz. Entre sus publicaciones destacan ‘El Verano que trajo un largo invierno’ (Quorum Editores, 2005) y 'Viaje al centro de mis mujeres' de que tenéis reseña aquí.

Premiada ‘Mujer constitucional’ en 2011 con motivo del Bicentenario de la Constitución de 1812 de Cádiz y galardonada con el premio ‘Clara Campoamor’ en el 2016 a propuesta del Observatorio de Igualdad del PSOE de Cádiz.
Autora colaboradora de la revista digital ‘Woman’s Soul’, ha publicado artículos en diversas revistas como ‘El ático de los gatos’, ‘El Tercer Puente’, ‘MYCHICPLANET’ y  ‘CaoCultura’.

Os dejo con ella:

1- ¿Cómo nació Viaje al centro de mis mujeres?

Esta novela nació de la necesidad de reconciliarme con las mujeres en general, y con las mías en particular. Las mujeres somos muy poderosas, pero el hecho de haber soportado la parte más pesada de la historia y haber tenido que encajar en los patrones culturas que la sociedad machista creó para la mujer condiciona muchísimo las relaciones que establecemos entre nosotras. Este viaje comenzó a tomar forma a partir de una frase de Jung: ‘Nada tiene una influencia psicológica más poderosa sobre el entorno y especialmente sobre los hijos, que la vida no vivida de los padres. Solamente lo que somos en realidad tiene el poder de curar’. Fue escucharla y encenderse el piloto: yo tengo que emprender el viaje al origen de todo, al centro de las mujeres que nos precedieron y cuyas energías aún llevamos pegadas a la piel.


2- ¿Escritora de brújula o de mapa?


Sin duda de brújula. Yo sé cómo empieza una historia y cómo quiero que termine, pero lo que pasa entre el principio y el fin, va surgiendo. Aunque esto también tiene sus matices: en el camino pongo hitos que marcan la senda, pero el que los personajes sigan ese camino o cojan un desvío para alcanzar el siguiente hito, depende un poco de ellos.

3- Se tiende a pensar que los escritores vuelcan sus temores y alegrías en sus personajes, ¿qué hay de ti en Lola Y Sara?


Dicen que cuando a Flauvert le preguntaron que quién era Madame Bovary, él contestó: Madame Bovary soy yo. No puedo universalizar algo que me ocurre a mí, pero creo que todos los escritores ponemos mucho de nosotros mismos en lo que escribimos. Por ello, tengo que admitir que comparto con Lola y con Sara algunos rasgos de carácter. Con Lola, esa necesidad de controlar la vida que, en muchas ocasiones, le impide vivir el momento con intensidad y con Sara, ese espíritu curioso y transgresor. Y con ambas, la necesidad que tienen de tomar las riendas de la vida y de fluir.



4- Para leer, ¿prefieres clásicos o actuales?

Confieso que la etapa de los clásicos la cerré en la época universitaria. Esos me dejaron un poso importante, pero desde hace tiempo prefiero descubrir nuevos escritores y, sobre todo, escritoras.

5- ¿Para quién escribes?


Quedaría muy romántico decir que escribo para mí, pero no sería honesto. Escribo para que me lean, para transmitir, para emocionar, para ofrecerles a los lectores y las lectoras material con el que poder vivir otras vidas. Dicho esto, advierto que escribo para todo el que quiera leer algo que, aparte de entretenerle, le haga pensar.

6- ¿Te has formado para ser escritora?


En la literatura, como en la vida, yo creo que la formación debe ser continua y, en este sentido, he participado en muchos talleres de escritura, de los que solo destacaré algunos: el de la librería Fuentetaja, porque fue el primero que hice y de él guardo muy buenos recuerdos porque me abrió los ojos a lo mucho que hay que aprender para escribir y el de Técnicas Narrativas de José Pimat, un taller muy recomendable. Últimamente he participado en un par de ellos muy interesantes: uno de relato corto y otro de lectura crítica impartidos por María Alcantarilla en la Universidad de Cádiz. El siguiente que tengo en mente para cuando termine el de lectura crítica es uno de escritura creativa de Clara Obligado.

7- ¿Papel o digital?


Papel sin dudarlo. Lo que ocurre es que ya no tengo sitio en las estanterías de mi biblioteca y, por pura cuestión de espacio tengo que leer algunos en digital, pero si me gustan mucho, los compro en papel. El papel me permite poseer un libro, hacerlo mío, subrayarlo, escribirlo, tocarlo, sentirlo.


8- La documentación es un factor importante ¿cómo documentas tus historias?

Afortunadamente Internet es una ventana abierta al mundo que te permite investigar cualquier cosa. Ahora, por ejemplo, tengo entre manos un libro de relatos y una novela ambientada en New York. Aunque he estado allí, me fue imposible, en el poco tiempo que estuve, empaparme de todos los detalles que necesito para crear un ambiente real en la novela; por ello tengo que recurrir a Internet. Sin embargo, a mi me gusta visitar los escenarios en los que discurre la acción. Así por ejemplo, a Lisboa, uno de los lugares donde discurre la acción de la novela, he ido muchísimas veces. De hecho, una lectora portuguesa afincada en España me llegó a decir que se notaba que conocía palmo a palmo esa ciudad y que la amaba. Y es cierto. En cuanto a lo que sienten los personajes, soy una auténtica vouyer. Observo a la gente, pregunto, apunto y luego, voy 'pintando' a mis personajes, dotándolos de consistencia y de realidad aplicando eso que he observado en la gente que me rodea.


9- ¿Qué libro te acompañaría a una isla desierta?

Aunque no es el mejor libro que he leído, por el valor sentimental que tiene para mí, sin duda: 'Los cuentos de Eva Luna' de Isabel Allende.


10- Todo escritor es lector, ¿cuáles son sus escritores de cabecera?


Estoy completamente enamorada de Clara Obligado, de Eloy Tizón y de Valeria Correa. Cuando pienso en cómo me gustaría llegar a escribir pienso en estos escritores Y de los grandes, por supuesto Cortázar, Borges, Flauvert y Jane Austen.

11- Un consejo para los que quieren escribir.

Que escriban todos los días y que borren la mitad de lo que escriban.

Muchas gracias a Alicia por dejarnos conocerla un poco. Contadme en los comentarios si habéis leído 'Viaje al centro de mis mujeres'.

Os deseo grandes lecturas,
 
Laura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario