martes, 28 de marzo de 2017

Aguacero de Luis Roso

Una de mis obsesiones a la hora buscar lecturas es encontrar autores extremeños. Quiso la suerte que al publicar la reseña de 'París es siempre una buena idea' de Nicolas Barreau en Twitter que conociera a este autor. La agencia literaria, Salmaialit, que representa a Barreau en España vio mi tuit y me ofreció la oportunidad de leer a Luis Roso, extremeño afincado en Madrid.

'Aguacero' está ambientada en la década de los cincuenta. En Las Angustias, un pequeño pueblo en la sierra de Madrid, se han cometido unos asesinatos sin razón aparente. Nadie sabe nada, nadie ha visto nada. Las sospechas recaen en un conde venido a menos primero y a los trabajadores de un presa en construcción, después; pero en ese pueblo nada es lo que parece. El caso es competencia de la Guardia Civil, pero al sospecharse que los asesinatos pueden tener un carácter político mandan de apoyo al inspector Ernesto Trevejo, de la Policía.

Lo que más me sorprendió fue que la mayor parte de la acción transcurre en un período de tiempo muy corto y en ningún momento me dio la sensación de que la historia fuese demasiado rápida, ni que las subtramas se solapasen. Tiene un ritmo continuo durante toda la historia que te hace llegar al momento cumbre con ganas de más y sin haberte aburrido en ningún momento.

¿Qué os puedo decir de Trevejo? Si tuviese que elegir una sola palabra para definirlo sería 'fenómeno'. Porque eso es lo que es este personaje. Ernesto Trevejo es irónico, listo, no se casa con nadie, es borde como el solo y tiene un punto graciosillo que te hace sonreír incluso en el momento más tenso de la narración. Junto al inspector nos encontramos a Aparecido, un joven guardia civil encargado de apoyarlo durante la investigación. El guardia civil es el polo opuesto en cuanto a actitud se refiere: es un buenazo, algo inocente pero muy inteligente. Hacen el combo perfecto, uno, curtido y avispado; el otro, comedido y, a la vez, con tantas ganas de aprender que hace crecer tu simpatía por él desde que lo conoces.

Cuando leo un thriller siempre me dan miedo los finales. He leído historias en esta categoría que tenían una trama magnifica pero cojeaban con finales donde el malo es tan malo que no te lo crees y a los buenos les ponen mil y unas medallitas, casi que los canonizan. En 'Aguacero' el final es un reflejo de la época, hay medallas, sí, pero no estoy muy segura de que sea el bueno el que se las lleve.

Luis Roso nació en 1988 en Moraleja, Cáceres y su educación está claramente orientada a las letras. Es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, en Filología Inglesa por la Universidad Autónoma de Barcelona y posee un máster de Literatura Española e Hispanoamericana. 'Aguacero' es su primera novela.

Os deseo grandes lecturas,
 
Laura.



7 comentarios:

  1. Lo leí hace pocos meses, creo que en verano, y lo disfruté. Un buen debut.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Es una un libro que se disfruta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Lo leí no hace mucho y me gustó muchísimo y eso que la época de ambientación no es de las que me atraen especialmente.
    Me quedo por aquí Laura que te seguía en las redes sociales pero en el blog no.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas son las mejores lecturas, las que te sacan de la zona de confort.
      Muchas gracias por comentar y por quedarte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. A ver si tengo oportunidad de leerlo que este libro me llamó la atención cuando salió.
    Ya que paso por aquí aprovecho para seguir tu blog, un beso y nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lo pierdas. Es un gustazo leerlo.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Wow!

    He leído alguna vez acerca de este libro y siempre me ha llamado la atención. Parece una historia diferente e interesante. Sin duda, como amante del suspense y la novela negra me lo apunto para futuras lecturas.

    Me ha encantado tu reseña. Es concisa y sabes ir al grano.

    ¡Me quedo por aquí! :)

    ResponderEliminar