miércoles, 28 de septiembre de 2016

Entrevista a Ana María Alcaraz Roca

¡Buenos días, mis libreros!

Hoy vengo con la entrevista a una autora a la que adoro. Gracias aun colaboración con la editorial Tombooktu de la que recibí Sirenas en la niebla, conocí a Ana María Alcaraz Roca.

Después de leer el libro le dejé un mensaje privado a través de Facebook y ahí comenzó una gran amistad.

Ana es maestra de primaria en Murcia además de una escritora que cuenta ya con varios libros publicados entre ellos Sirenas en la niebla y No crecieron rosas sobre sus tumbas, en la que nos habla de la Guerra Civil y de la búsqueda de una verdad que quedó enterrada demasiado tiempo. Pero no solo novela sale de su pluma sino que también poesía.

Ana no es una maestra convencional, no se estanca en enseñar a sus alumnos lo que marca la ley sino que los ayuda y acompaña en un proceso esencial de la vida trabajando la inteligencia emocional.

Lectora e inquieta por naturaleza nos deja conocerla un poco más.

1. ¿Cómo nació Sirenas en la niebla?
Después de mi anterior y primera novela,  No crecieron rosas sobre sus tumbas estuve unos años dedicada a la poesía. En el año 2012 me surgió la necesidad de escribir otra novela. Como desde la adolescencia me han encantado los relatos victorianos, pensé en esa posibilidad. Durante un año estuve releyendo a las hermanas Brönte, a Jane Austen; a la mayor parte de los novelistas del  siglo XIX, sin embargo  la idea no terminaba de cuajar. En junio de 2013 fui invitada a una lectura poética , llevé uno de mis más queridos poemas: el monólogo de Penélope. Entre los poetas participantes había una profesora de griego de la Universidad de Murcia. Hablamos y me prometió enviarme por correo electrónico la fotografía de un cuadro de Waterhouse (Penélope entreteniendo a los pretendientes). A los pocos días lo recibí y entonces, sucedió. Supe que quería hablar de un pintor prerrafaelita y nació Sirenas en la Niebla.

2. Elena lleva el peso de la historia, ¿qué hay de ti en ella?
Elena era el  único personaje que existía antes de la novela pues pertenecía a un relato inconcluso y me pareció que se merecía un destino mejor que el de un cajón de mi escritorio.  En principio, Elena tiene poco de mí. Ella ha sufrido las consecuencias  de una relación tóxica, ha crecido influenciada por el mito de la princesa, proviene de una clase social acomodada. Nada de esto tiene que ver conmigo. Sin embargo algunas de mis fortalezas y debilidades las he proyectado  en ella: la perseverancia, la vulnerabilidad, el deseo de ser  la dueña de su destino y sobre todo el amor por el Arte, concretamente por la pintura.

3. ¿Escritora de brújula o de mapa?
Me encanta que me hagas esta pregunta siguiendo la definición de Javier Marías. Soy escritora de brújula. Cuando empecé la redacción de la novela solo tenía el personaje de Elena y el del pintor . Además de la ambientación y la época  histórica. Lo demás fue surgiendo a medida que escribía. En algunos momentos tuve la sensación de que la historia fluía sola, de que la novela estaba escrita en algún recóndito lugar de mi cerebro. Fue apasionante.

4. Para leer qué prefieres: ¿clásicos o literatura contemporánea?
 Ambos, pero en cuanto a la literatura actual soy muy exigente, no leo cualquier cosa. Ha de ser buena y sobre todo que conecte conmigo, que me atrape y que me haga  soñar, reír, emocionarme; que me aporte algo.

5. ¿Para quién escribes?
 Buena pregunta. Cuando escribo no pienso especialmente en  agradar al lector, pienso en la historia en sí,  que me guste a mí y por supuesto que lo narrado tenga hondura, consistencia. Es decir, que tenga capas y puedas abordar la lectura desde diversas perspectivas. Soy muy exigente con lo  que escribo y el  lenguaje me parece fundamental  tiene que estar impregnado de connotaciones, de lirismo cuando procede, de belleza. Escribir, para mí, es un intento de atrapar la belleza a través de las palabras. Que lo consiga o no, es el lector quien debe juzgar. Es lo que pretendo, hacia lo que tiendo.


6. Sirenas en la niebla está lleno de símbolos, ¿Cuál de ellos hizo crecer la historia?
 Efectivamente, el plano simbólico de la novela está trabajado de forma exhaustiva y consciente: los cuadros de Hunter, los dos poemas que aparecen  en el texto, el paisaje.... Hasta el título encierra un símbolo, que por supuesto no voy a desvelar y que el lector solo conoce al final. He de aclarar que he sido un tanto traviesa al no desvelar el porqué del título  hasta las últimas páginas dejando la incógnita vagar por la mente de los lectores hasta la conclusión del relato.  Si tuviera que escoger uno sería  el eterno conflicto entre el Amor y la Muerte, entre Eros y Tanatos.  La fuerza inconmensurable del Amor entendido a la manera griega (eros-philia y ágape) que es capaz de burlar a la misma muerte. D e alguna manera, Sirenas en la niebla habla de esto: del amor constante más allá de la muerte, como en el célebre soneto de Quevedo.

7. Cuéntanos, ¿escribes donde aparece la musa o te llevas la musa a tu terreno?
 Opino que el escritor siempre está escribiendo aunque no tenga un lápiz entre sus manos. Para explicarlo voy a recurrir a una metáfora: yo me imagino a mi misma como una especie de trapero con un saco a la espalda en el que voy introduciendo aquello que me encuentro: retazos de conversaciones, las sensaciones que me provocan la lectura de un cuadro, una música, un  paisaje; personas que conozco o que observo sentada en la terraza de un bar. Todo  me vale. Luego con estos materiales elaboro mi particular creación. 
 Creo que a la musa me la llevo a mi terreno, por regla general. Aunque a veces me despisto y es ella la que me gobierna, la que dirige la historia. Le permito que juegue un poco, que se deje sentir, pero soy yo quien lleva la voz cantante.

8. Esta no es tu primera novela pero, ¿alguna vez imaginaste que publicarías un libro?
 Esta pregunta me recuerda una muy parecida que le hice yo dentro de una entrevista para un periódico escolar a mi profesora de literatura Carmen Arcas que fue finalista del premio de poesía Adonáis en el año  1978. Era la siguiente. ¿Qué hay que hacer para publicar un libro? Carmen me dijo que todo libro acaba por publicarse,  que hay que ser paciente, esperar y trabajar.  Desde ese momento supe que algún día yo publicaría.
 En el año 2001,realicé una autoedición de mi poemario  Entre el Cielo y el Agua. Ella fue la presentadora del libro. Siete años después le llegó el turno a No crecieron rosas sobre sus tumbas y a Cuatro romances y una leyenda. Este año a Sirenas en la niebla. Todo es cuestión de perseverancia y de creer en uno mismo.

9. Recomiéndanos un libro.
 Esta  es una pregunta difícil ya que son muchos los que me gustan. Voy a elegir dos, uno clásico y otro actual: La Odisea de Homero y La Conjura de los necios de John Kennedy Toole.  Este último me lo he leído tantas veces que me lo sé de memoria y en mi casa hablamos de sus personajes como si fueran reales, viejos conocidos.

10. Por último, un consejo para los que quieren escribir.
 Me vas a permitir que de tres, pues este número tiene un gran valor simbólico y como andamos entre símbolos, pues resulta hasta adecuado.
Primero: leer mucho, mucho, pero como decía el profesor Tierno Galván que había que hacerlo, tal como las gallinas beben agua. Es decir, reflexionando.
Segundo: Llevar unas antenas puestas para captar todo aquello que te rodea y por supuesto el  saco de trapero a la espalda para guardar todos los tesoros que te encuentres por el camino.
Tercero: Ser trabajador, constante y perseverante. Teniendo en cuenta que a veces los periodos en los que no escribes, los silencios creativos, forman parte del proceso de la escritura. Utilizando un símil gastronómico,   para que el mosto se convierta  en un buen vino es necesario que duerma en el silencio y la oscuridad de la bodega que permitirá la fermentación del azúcar. Un escritor debe saber que el silencio hará que su creación se transforme en algo nuevo y  maravilloso

Muchas gracias Ana por estar aquí.

Os deseo grandes lecturas.
 
Laura.

2 comentarios:

  1. Maravillosa entrevista. Estoy deseando leer la novela... Está entre "mis pendientes".

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa entrevista. Estoy deseando leer la novela... Está entre "mis pendientes".

    ResponderEliminar